El destino de Juan Guaidó

Análisis de los 4 pilares del destino de Juan Guaidó

Basado en la Astrología China BaZi

Analizar la estructura astrológica de un líder político no es tarea fácil y mucho menos cuando tus propios juicios pueden salpicar el lienzo pintado que vas a comenzar a interpretar, así que decido dejar a un lado mi devoción o simpatía para decirte a ti lector, lo que interpreto en la estructura de astrología China del Presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó.
carta bazi guaido.png

Esta astrología es muy diferente a lo acostumbrado, comienzo por decirte que todos tenemos 4 signos en la astrología china y dependen del año, mes, día y hora de nacimiento. Por tal motivo es importante que sepas que en el pilar del año de Juan Guaidó, está el Cerdo,  acompañado por el elemento agua y en combinación con el año actual que es de Cerdo de tierra yin,  hará que encuentre muchos retos que superar en su entorno y todo va a tardar en suceder, no vale para sus seguidores pedir inmediatez, mucho menos cuando su mimo ambiente retrasará el proceso de cambio y cada decisión que tome tardará en hacerse efectiva, pues el año no ayuda a que todo venga de forma rápida y sencilla. La tierra a la estructura astrológica de Juan, le da exceso de responsabilidades, las cuales deberá  asumir y cada acción que realice deberá pasar primero por un gran filtro de perfeccionamiento, toda idea, proposición y acción debe ser analizada, consensuada, vista por expertos antes de salir a la luz pública; la estructura y el orden serán fundamentales para que se  pueda generar resultados tangibles, pero no en el tiempo inmediato, aun cuando su aparición en el juego político venezolano fue expedito y sus primeras acciones se dieron vertiginosamente, lo cual hizo que su ascensión a la popularidad fuese segura y la aceptación del pueblo fuese inmediata.

El Cerdo Rey del año en tránsito, le proporciona al pilar del año de Guaidó protección en todo lo que desempeñe, por estar el protector de suerte acompañando al pilar del año, hace que consiga apoyo internacional, confianza de organizaciones  mundiales y alianzas dentro de la región, estos serán como Ángeles a su defensa, sí se le ocurre a la tiranía tocarle un pelo. A esta buena estrella se le suma el Shen Sha de la suerte, y cual rueda de la fortuna todo apunta que éste es el momento, siendo él el líder que Venezuela necesita para su transformación. En sus manos y en su mente esta la solución para traer orden al caos de Venezuela. Su justo  ascenso en el juego de ajedrez de la política venezolana, no se debe a la suerte o a la mera casualidad, sino a conjunciones astrológicas en el período en el que éste Ser se encuentra,  lo hace el Líder que requiere Venezuela para sacar lo que ya caducó en la silla presidencial actual. No es fácil su senda, pero es la que debe recorrer para obtener la victoria y de que él es el indicado para esta tarea, no debe existir duda alguna. En contra Guaidó en ese mismo pilar de año tendrá la estimulación de  los atentados a su persona, por la llegada de dos estrellas funestas que unidas  hace que corra peligro su vida y su entorno,  si ocurren estos posibles atentados serán públicos y notorios, los que prenderán la alarma internacional y harán estallar un sinfín de medidas en contra de sus atacantes, o que genere una dimensión  de problemas bélicos que pueda desequilibrar la región. Una de estas estrellas funestas pudiese hacer que pierda popularidad generando una muerte política, si no toma decisiones contundentes, o por el contrario tomando acciones impulsivas, haciendo  que se queme su fama en la política venezolana, cometiendo errores sin solución, por ello la situación de Venezuela debe manipularla con guantes de seda y con pulso de cirujano para no salir perjudicado. Otro Shen Sha que lo perjudica en el año, es el que se cumple cuando lo difaman, cuando se crea una bola mediática que hace ver su popularidad mermada, haciendo que los incautos desesperanzados caigan y sin querer empañen su trayectoria dañando a la esperanza de una Nación, nación que hoy se encuentra con los ánimos en el suelo, pero con la mirada puesta en el cielo, en espera de un milagro ipso facto; este Shen sha es el que se denomina “hurgando las espaldas”, como el que busca errores para desacreditar, o escudriña en el pasado acciones ocultas de alguien para que pierda credibilidad. También se pone en manifiesto la estrella de la Inestabilidad, la que juega al caos, y sabemos entre tú y yo lector quién es el que le encanta crear esta dinámica en la adversaria izquierda, pero como Guaidó viene con la misión de poner orden en la casa, entendido “casa” como “el país”, este es el momento del sacudón y de poner las piezas en el tablero y dar el jaque mate final.  Y mientras siga el año Juan  debe trabajar en mantenerse humilde de corazón y tomando acciones directas  ,para que sus tres mantras de acción y consigna política se cumplan:

 ”Cese de la Usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones libres”, pero te adelanto, el año del Cerdo no es año electoral, así que preparar unas elecciones hará que lleven a este cerdito al matadero, estamos en un año radical que amerita acciones estratégicas, rápidas, y contundentes, cambiar estructuras e imponerse, así que un empujón o ayudadita del extranjero, como una especie de coalición táctica contra los que secuestran a nuestra Venezuela, no vendría nada mal.
Juan Guaidó

En su pilar del mes por encontrarse la Cabra de tierra, este joven líder  obtiene en su familia un bastión de poder y detrás de esa personalidad serena , pero determinada hay una mujer muy astuta, inteligente y sabía que motiva a Guaidó a mantener incólume sus convicciones, y no es más que su madre que con solo pocas frases ayuda a esta figura a recobrar dirección y a la que no debe dejar de escuchar. La Cabra le aporta esa sensibilidad de atender y generar empatía con el pueblo, pero no con enardecidos actos, más bien por su actitud crítica, analítica y a la vez impávida de seguridad que hace que la gente lo siga, le crea y lo acompañe en cada camino y desvío que tome. Además este pilar lo convierte en esa figura que el venezolano esperaba, que tú y yo pedíamos para traer el optimismo perdido y levantar, asfaltando de nuevo el camino a un futuro democrático y progresista que anhelamos.

En el año del Cerdo,  la Cabra de su pilar del mes,  hace que este  se distinga del resto, que sea elegante aún cuando cargue traje con zapato de goma, que encante a los incrédulos, que brille en la tarima solo con decir el “vamos bien Venezuela” y como bálsamo calme a las masas.  Pero esta misma Cabra le advierte que no puede permitirse llevarse por el frenesí del momento, debe poner el freno y no actuar impulsivamente, sin prever el peligro que lo asecha, y es que ha tomado en diferentes marchas y en  apariciones fortuitas, decisiones que lo han puesto muy vulnerable, es momento que tome mayor previsión resguardándose, crear un mejor anillo de seguridad, pero sobre todo resguardo a su familia y su grupo más cercano, ya que corren el riesgo todo el año de sufrir graves atentados, encarcelamientos y secuestros, aun cuando el usurpador entregue el poder.

GUAIDÓ 2.jpg

Juan Guaidó además te cuento que tiene en su estructura a la Capacidad directa brillante, eso se traduce que el hombre está preparado, con conocimiento, experiencia  y causa en mano, mente y espíritu, sabe de lo que hace, y si se abre la oportunidad que se vislumbra en su futuro inmediato, de llevar el titulo completo de Presidente de Transición, él dejará una huella en la historia como el primer personaje en poner el ladrillo para levantar la estructura de progreso de la nueva Venezuela. Debe dejar de sustentarse en el pasado, tanto al tomar fechas emblemáticas de la historia venezolana  para llevar a cabo movimientos políticos, esto le trae karma y es tanto la carga energética de dolor no curado que las historias pueden repetirse. También es necesario que baje del expreso del progreso que lidera a figuras dentro de su gabinete que no le hacen nada bien a su Plan País. Si me lee usted querido y respetado Juan Guaidó, le reafirmo humildemente que hay traidores dentro de sus filas y es necesario filtrar, puesto que según su estructura astrológica de 4 pilares esa sombra de traición, competencia y robo de fortuna sigue muy de cerca lo que hace, generalmente aparecen sin que pueda usted distinguirlo a simple vista quiénes son los que retrasan sus acciones y lo que la línea del tiempo astrológico y divino tiene preparado para usted como Presidente.  

Gracias por no aburrirte y seguir leyendo, en el pilar del día te cuento querido lector que Juan Guaidó Márquez tiene a la Serpiente, rama terrestre que se repite en su pilar de la hora, pero con diferente tallo celestial. En su  Riyuan se manifiesta el fuego yin, elemento que lo hace encantador, pero avasallante, más cuando tiene la razón, conciliador, amoroso, pero astuto, temperamental, corajudo,  aunque con su nube o agua yin del pilar del año, se muestre al mundo como apacible, sosegado, pero  él rompe el esquema, toma la decisión y no avisa para cuando, solo sabes cuando ya lo hizo, él tiene el sexto sentido abierto, esto le da horas  para ejecutar el plan sin que nadie lo note, haciendo todo en el momento perfecto, pero al caer preso de la ira su imperturbable  paz se quiebra y es capaz de ser brusco, fuerte y soberbio. Al tener un porcentaje de fuego muy alto en su astrología china puede dejar cabos en el aire, que pueden costarle muy caro cuando trate de atarlos de nuevo, después de haber hecho tan titánico trabajo, ese de enrumbar una Nación en crisis hacia la Libertad y la democracia. En el año que transita los pilares del día y hora se ven enfrentados, le marcan en este año un cambio radical de rumbo, un gran movimiento en sus cimientos de vida, y esto viene acompañado de sucesos violentos y de grandes enfrentamientos que lo moverán a él y a su familia por completo. Este choque es lo que lo monta como presidente, unido a su signo de año que le otorga el liderazgo total, antes de terminar este año del Cerdo de tierra el 3 de febrero de 2020 Juan Guaidó Marquez debería ya ser Presidente de transición en Venezuela, por completo. Y de este mayo a agosto del 2019, nos enrumbamos a ese camino.  Su ciclo actual es del dragón de fuego yang (Sol) que activa su gran ascenso, la popularidad mundial y que sea visto y reconocido por todo el planeta, este intrépido líder es capaz de cortar las cabezas de Hydra como Hércules de la mitología griega, pero versionado hoy en nuestra versión latina venezolana. Necesario que sepan que Guaidó termina su ciclo del Dragón de fuego en el 2020 poniéndole fin a la 5ta república, después de ese momento dejará de ser el líder en el año de la Rata, pues entraremos en el tan esperado año electoral que nos dirá quien sigue en la silla presidencial venezolana, aquí tu y yo seremos espectadores de esa gran fiesta, pero también actores de la Nueva Venezuela, puesto que en ella, cada uno de nosotros somos copartícipes de su reconstrucción, porque juntos somos más y haremos el país que tanto soñamos. 

Por: Alicia Sánchez M.

@AliciaFengShui