Ritual sanación física, energética y espiritual

Estamos muy preocupados por lo que estamos viviendo y lo que está por venir para Venezuela. Y en estos momentos me dice el tarot que puede venir un cambio de corona.

Sin embargo, les quiero recomendar hacer un ritual muy sencillo en sus hogares cada vez que nos sintamos angustiados, no lo hagan desde miedo ni de la frustración, si no desde la fe y la esperanza. Particularmente yo utilizo la bandera de Venezuela ustedes pueden utilizar cualquier elemento que simbolice nuestro país.

Van a necesitar una vela amarilla, azul y roja (péndulo o cristales para energizar si lo desean).

Les explico el procedimiento y el porqué de cada uno de los materiales:

Una vela amarilla la vamos a encender para que vuelva la prosperidad, la luz y para que estemos claros de cada una de las decisiones que vamos a tomar de ahora en adelante como ciudadanos.

La vela azul va a representar la fe, la paz, la comunicación, la esperanza y las aguas que vamos a bendecir.

Y la vela roja va a representar la fuerza, la vitalidad y el dar el primer paso para un cambio.

Cuando nosotros tengamos encendidas estás velas simplemente las vamos a energizar con oraciones. Si tienes un péndulo es excelente porque nos ayuda a canalizar, de lo contrario con tus manos sobre la llama de las velas, a cierta distancia vas agradeciendo y pidiendo cada una de las cosas que quieres para nuestro país.

Podemos trabajar también con cristales y ponerlos en el cetro de la bandera o el elemento que ustedes decidieron tener como base que representa a Venezuela, para que vaya sanando no solamante la parte de física del venezolano, la mente, la salud y las vibraciones sino para que sane todas las energías negativas.

Recuerda que esto ha sido una batalla energética, espiritual y física, por eso desde este momento conectate con las altas vibraciones que te dará la llama de las velas que también comienzan a dar la luz que viene a brillar en estos momentos para nuestro país.

Gracias y me conecto contigo en oración por los cambios que están por llegar.

Mil bendiciones para ti, mantén la esperanza.