Los colores en tu vida con la Cromoterapia

La cromoterapia, conocida también como la terapia del color, es una técnica empleada en medicina alternativa cuyo objetivo es la curación de ciertas enfermedades o sentimientos negativos a través del uso de colores.

De acuerdo con la cromoterapia, los colores ejercen influencias emocionales en las personas, permitiendo generar un estado que facilita la sanación de enfermedades y restablece los desequilibrios que producen dichos padecimientos.

Algunos colores en el ambiente ayudan a las personas a realizar ciertas actividades. Por ejemplo, los lugares en los que predominan los colores cálidos ―como los naranjas o rojos― son buenos para estar activos y hacer ejercicio, mientras que los lugares en los que predominan los colores fríos ―como los azules o verdes― son mejores para la concentración.

También existe una respuesta positiva en aquellas personas con dolores o depresión que fueron tratadas con terapias en las que se usaron luces brillantes de cualquier color. Otro ejemplo de los efectos positivos de la cromoterapia es la sensación de relajación, reducción de estrés y de pánico en personas envueltas en un ambiente de luces color violeta.

Es decir; cada uno de los colores tiene un efecto específico para cada sentimiento o zona del cuerpo. En algunas terapias de color se aplican luces con un cierto color en una sola área del cuerpo. En otras terapias el color se aplica en las paredes de un cuarto pintadas de blanco, ya que es más fácil poder proyectar el color

Los practicantes de cromoterapia recomiendan hacer sesiones diarias de treinta minutos, y sugieren que se notará algún efecto después de varias semanas de aplicación.

Otra terapia, utiliza envases de cristal de colores o forrados de papel celofán del color necesario. Se llenan de agua y se dejan al sol durante unas pocas horas antes de ser bebidas.

Características de los colores según la cromoterapia

Algunos colores en el ambiente ayudan a las personas a realizar ciertas actividades. Por ejemplo, los lugares en los que predominan los colores cálidos ―como los naranjas o rojos― son buenos para estar activos y hacer ejercicio, mientras que los lugares en los que predominan los colores fríos ―como los azules o verdes― son mejores para la concentración

También existe una respuesta positiva en aquellas personas con dolores o depresión que fueron tratadas con terapias en las que se usaron luces brillantes de cualquier color. Otro ejemplo es la sensación de relajación, reducción de estrés y de pánico en personas envueltas en un ambiente de luces color violeta.

Cada uno de los colores tiene un efecto específico para cada parte del cuerpo humano. Los colores no deben ser usados al azar, sino que cada uno tiene su función y significado, te los explico a continuación

Propiedades de los colores:

Rojo:

Ayuda a superar pensamientos negativos. Estimula y calienta el cuerpo. Activa la energía. Ayuda a personas que padecen de decaimiento y pasividad. Incrementa la circulación sanguínea, el corazón, hígado y bazo. Pero te recomiendo usarlo con equilibrio y precaución. Por que Demasiado color rojo puede hacer a la persona sentirse irritable, nerviosa e impaciente. Puedes utilizarlos en pequeñas dosis en tus espacios para activar el animo y la pasión

Verde:

Se considera un color relajante, tranquilo y refrescante. Produce una sensación de alegría, calma, confianza y esperanza, fíjate que tradicionalmente se habla de «verde esperanza» Ayuda a crear armonía y equilibrio en el cuerpo y en el ambiente. Estabiliza emociones y aumenta las defensas del cuerpo.

Azul

Es un color relajante que ayuda a despejar la mente. Es frío y sereno. Actúa en contra del estrés y el insomnio. Ayuda en tratamientos de las glándulas tiroideas y paratiroideas, garganta y cervical. Sirve para refrescar y calmar, por ejemplo : calmar irritaciones en la piel y baja la fiebre. Puedes usarlo en tus espacios para generar calma, paz y equilibrio

Violeta:

El color violeta es el color de la intuición y la espiritualidad. Ayuda en problemas emocionales como cólera, miedos o nerviosismo, depresión e insomnio. Equilibra las ansias de los comedores compulsivos. Elimina toxinas físicas o energéticas. Puedes usarlos en tus espacios para trabajar la inteligencia, intuición y espiritualidad.

Amarillo:

Ayuda a estimular el cerebro y mejorar los reflejos. Ayuda en la digestión, estreñimiento, inflamación y desequilibrios en el abdomen. Es el color de la alegría y la seguridad. Puedes usarlo en tus espacios para equilibrar las vibraciones y conectarnos con el buen humor

Naranja:

Influye en la fuerza física. Ayuda a lidiar con pérdidas emocionales y problemas de introversión, mejora problemas de calambres, artritis, inflamaciones y desequilibrios en los líquidos del cuerpo. Puedes usarlo en tus espacios para activar nuevos proyectos, abrir caminos a los negocios y estimular la fluidez del dinero .

Plata:

Es un color de paz y perseverancia. Ayuda psicológicamente a lidiar con problemas del pasado.

Oro:

En la cromoterapia, el color oro es considerado el color más fuerte para curar enfermedades. Es tan intenso su efecto que algunas personas no lo toleran por periodos muy largos, ya que los conecta con altas vibraciones energéticas. En tus espacios puedes usarlos para activar abundancia a todo nivel.

Blanco:

Ayuda a «purificar» el cuerpo. Empiezas generar paz y sentir equilibrio. Tus espacios se mantendrán limpios y en armonía perfecta.

Negro:

Aumenta la autoconfianza. En los ambientes actúa como protector de malas energías, pero no lo uses en altas dosis para evitar estancamientos.

Rosa:

Ayuda a pensar positivamente, sin miedos y sin restricciones. Ayuda en conflictos de confianza. El color Rosa es relacionado al amor incondicional, ayuda contra la agresividad o la ansiedad. Úsalo en tus espacios para generar hermandad, simpatía y amor por lo que te rodea.

Turquesa:


El color turquesa se relaciona con la garganta, el pecho y la tiroides. Ayuda a tranquilizar. Se usa en infecciones, ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Ayuda a disminuir la inflamación de la garganta. El turquesa conecta con la creatividad, expresión y comunicación, por eso es maravilloso usar este colores en lugares donde se trabaja el arte, las creación, se dan clases o en medios de comunicación. También se puede utilizar para conectarse con el equilibrio de lo que veo, lo que siento y lo que digo.


Magenta:


El color magenta crea un sentimiento de amabilidad, de gentileza, de amor y compasión. Ayuda a personas con sinusitis, zumbido de oídos y quistes benignos. Al ser una mezcla de rojos y violetas, nos lleva a conectarnos con la energía y la vitalidad necesaria para hacer cambios, transforma el miedo engañas de avanzar y enciende los motores del pensamiento positivo. Es un buen color para trabajar áreas donde se necesita activar el intelecto, librerías, lugares de estudio, bibliotecas, centros de aprendizaje. También se puede utilizar para conectarse con el cielo y la tierra y mantenernos en nuestro centro. La cromoterapia puedes usarla llevando vestimenta o accesorios del color adecuado para tu padecimiento . En los espacios puedes usarlo en los colores de las paredes y decoraciones, cojines, luces, lámparas ,etc. En las habitaciones puedes usarlo en la ropa de cama o en las luces de la habitación. Los colores son la manera más fácil de equilibrarte y sanar .