Nuestro Ángel de la guarda

Ángel de mi guarda dulce compañía, no me desampares, ni de noche ni de día”. ¿Quién no ha escuchado hablar del Ángel de la guarda?. ¿Cuántos no hemos sentido su presencia en nuestras vidas?

El Ángel de la guarda fue creado por Dios y nos lo asigno a cada uno de nosotros incluso antes de nacer y hasta volver con el padre, estos alados seres celestiales, nos cuidan, guían y protegen a lo largo de nuestra vida. Nuestro Ángel custodio también acude cuando pedimos que interceda por un ser querido, ellos son intermediarios con los otros Ángeles de la guarda.

Este ejemplar Ángel tiene sobre sus hombros una hermosa labor, además de protegernos; es de llevarnos a la eternidad con Dios y encaminarnos por el mejor de los caminos, muchas veces nos preguntamos: ¿El Ángel de la guarda fue creado por Dios en el momento de mi creación?

La respuesta es No; ya ellos existían mucho antes de darles esta encomienda. Ellos además deben pasar por pruebas para serlo, todos Los Ángeles tienen jerarquías y clases. Y deben lograr obtener el título de Ángeles de la guarda.

“Ellos nos traen mensajes de Dios”. Nos libran del mal, ellos luchan para que no caigamos en la tentación, claro siempre debemos recordar que tenemos algo que se llama “LIBRE ALBELDRIO”, pues en algunas oportunidades me preguntan: ¿Si Los Ángeles de la guarda nos llevan por el buen camino, al bien, entonces ¿por que las personas terminan siendo delincuentes?. Aquí la respuesta.

Todos tenemos el poder de decidir qué camino tomar y ellos no pueden interferir y siguen caminando junto a ti, protegiéndote y tratando de llevarte por el camino correcto, los Ángeles de la guarda son nuestros maestros y sanadores personales. Honremos su presencia cada día en la nuestra, recuerda: todo es más fácil y posible junto a Dios y a Los Ángeles.

.Espero que a partir de hoy tomes la determinación de mejorar o retomar tu relación con tu Ángel de la guarda, tenemos mucho que aprender de este mágico amigo fiel.

Oración:

Ángel de mi guarda, protégeme y guíame por el buen camino. Haz de mí una réplica de ti. Dame un corazón como el tuyo, puro, cristalino y dulce!. Ángel de mi guarda no me dejes nunca y ampáreme de la maldad. Amén!!

Jenndra @jenndra35

Deivinson AlvarezComentario