El príncipe de los Ángeles

El Arcángel Miguel, “¿Quién como Dios?”,

Es el Jefe de los Ejércitos de Dios y por lo tanto el príncipe de los Ángeles, en las religiones judía, islámica y en las Iglesias católica, ortodoxa, copta y anglicana.  

Para los hebreos es el protector de Israel y patrono de la sinagoga. La Iglesia Católica lo considera como patrono y protector de la Iglesia Universal.  

El Arcángel Miguel es quien invocamos en nuestra batalla contra la negatividad. Nos ayuda a encontrar la luz de nuestro interior. Es el santo patrón de los policías, los soldados, los niños pequeños, vela también por peregrinos y extranjeros. Es el guerrero, el príncipe de los ejércitos celestiales que combate por el derecho y la justicia da guía a todos aquellos que se encuentran en terrible apuros, es también el portador de la paciencia y la felicidad.

Se le asocia al elemento fuego, lo que simboliza la quema de lo transitorio de modo que solo la luz pura y esencial puede brillar. Por experiencia propia te puedo decir que cuando tienes algún problema económico puedes recurrir a él.

Su coraza significa la fuerza de voluntad para enfrentarse a los desafíos de la vida también representa la fe y la seguridad en el bien. 

patch-2577886_1920.jpg

El casco significa invisibilidad, invulnerabilidad y potencia. Protege los pensamientos de la negatividad. El escudo representa el universo. Es la protección que le dice a su adversario que no puede vencer al amor. La espada representa la luz que da la fuerza espiritual. Con esta fuerza se establecen la paz y la justicia divinas. La espada también significa el arma de la verdad. Con ella se rompe el velo que crea la ignorancia. La balanza significa la justicia, el equilibrio y el orden. En la balanza cuelgan las acciones buenas y malas, equilibradas por el amor y la bondad que redimen el alma humana. Cuando lleva llaves, éstas representan el poder para abrir la puerta de los cielos a las almas que por medio de sus acciones, pensamientos y sentimientos se han ganado la entrada.
Las cadenas representan su poder para romper las ataduras que esclavizan al ser humano mediante los vicios y apegos .El manto representa protección y el poder de habitar el espacio donde conviven los seres positivos y los negativos. Con él protege a los seres humanos de las vibraciones negativas de los seres malignos.

 

Erika Veliz

Tarotista, Reiki. Angeóloga, Especialista en Códigos. @Energia.SM