Ritual Día de Acción de Gracias

Por Meredith Montero @meredith976

Muchas personas alrededor del mundo ven esta fecha como una celebración, un ritual para compartir una mesa con las personas que más quieren, para juntos agradecer todo lo que tienen en la vida. Otros suelen ayudar a las personas más necesitadas e invitar a su casa a los que están alejados de sus familiares.

Pero en Encuentro de Luz decidimos premiarlos recomendándoles un sencillo ritual para el que sólo necesitan:

  • Incienso con aroma a flores

  • Flores

  • Música (melodía suave)

  • Recipiente de vidrio con agua

  • Una varita de canela

  • Una velita blanca

Una vez tengas todos los materiales:

  • Descálzate y una vez sentado enciende  la vela y coloca la copa o recipiente con agua en frente de ti.

  • Coloca las flores al lado izquierdo de la vela y la copa y la varita de canela sobre el extremo derecho, al igual que el incienso encendido.

  • Eleva tus manos con las palmas apuntando al cielo y respira profunda y lentamente.

  • Ahora lee de manera pausada esta oración:

“Aquí estoy, a plena conciencia abriendo espacios en el infinito universo

lanzando amor con mi corazón agradecido”

Aquí estoy en mi hogar preparando futuro con aroma flores bendecidas que simbolizan la pureza de la obra de Dios en la tierra y que encienden la luz de mi fe con la energía de esta blanca vela.

Pétalos de altísima esencia cósmica desaten su mágico y sagrado poder al movimiento de esta varita de canela.

Pétalos de gloria y bendición desplieguen su amor en todo lugar de la tierra

para que nuestro Padre excelso creador eleve la conciencia de nuestra raza humana mientras decimos con plena verdad Gracias, Gracias, Gracias.”

Amén

  • Manteniendo el silencio, lanza los pétalos de las flores agradeciendo por tu vida.

  • Permanece en silencio interior durante algunos minutos para que puedas interiorizar lo hecho y seas capaz de una verdadera reflexión.

  • Conéctate por unos minutos con la música que te genera paz y agradecimiento.

Un poco de historia sobre el Día de Acción de Gracias

Día de Acción de Gracias (en inglés Thanksgiving Day; francés Jour de l'Action de grâce) es una fiesta nacional celebrada en Canadá, en los Estados Unidos, en algunas islas del Caribe y en Liberia. Comenzó como un día de dar gracias por la bendición de la cosecha y del año anterior. Festividades con nombres similares tienen lugar en Alemania y Japón. El Día de Acción de Gracias se celebra el segundo lunes de octubre en Canadá y el cuarto jueves de noviembre en los Estados Unidos, y alrededor de la misma parte del año en otros lugares.

Las oraciones de agradecimiento y las ceremonias especiales de Acción de Gracias son comunes entre casi todas las religiones después de las cosechas y en otras ocasiones.

La historia de las vacaciones de Acción de Gracias en América del Norte tiene sus raíces en las tradiciones inglesas que datan de la Reforma protestante. También tiene aspectos de un festival de la cosecha, a pesar de que la cosecha en Nueva Inglaterra ocurre mucho antes de la fecha de finales de noviembre en la que se celebra el Día de Acción de Gracias moderno.

En la tradición inglesa, los días de Acción de Gracias y los servicios especiales de agradecimiento se hicieron importantes durante la Reforma Inglesa en el reinado de Henry VIII y en reacción al gran número de fiestas religiosas del calendario católico.

Antes de 1536 había 95 días de fiestas de la Iglesia, más 52 domingos, cuando la gente fue requerida a asistir a la iglesia y renunciar al trabajo y a veces pagar por costosas celebraciones. Las reformas de 1536 redujeron el número de fiestas de la Iglesia a 27, pero algunos puritanos deseaban eliminar por completo todas las fiestas de la Iglesia, incluyendo la Navidad y Pascua. Los días festivos debían ser reemplazados por días especialmente llamados de ayuno o días de acción de gracias, en respuesta a eventos que los puritanos consideraban como actos de especial providencia. Los desastres inesperados o las amenazas de juicio exigían días de ayuno.

Las bendiciones especiales, vistas como procedentes de Dios, requerían Días de Acción de Gracias. Por ejemplo, los días de ayuno fueron llamados así por la sequía en 1611, las inundaciones en 1613 y las plagas en 1604 y 1622. Los días de Acción de Gracias fueron llamados así después de la victoria sobre la Armada española en 1588 y después de la liberación de la Reina Ana en 1705.

La fiesta en 1621 se celebró en agradecimiento por una buena cosecha. En los años posteriores, la tradición continuó con los líderes civiles tales como el gobernador William Bradford, quien planeó celebrar el día y ayudar en 1623.  Dado que al principio la colonia de Plymouth no tenía suficiente comida para alimentar a la mitad de los 102 colonos, los nativos de la tribu Wampanoag ayudaron a los peregrinos dándoles semillas y enseñándoles a pescar.  La práctica de llevar a cabo un festival de la cosecha como este no se volvió una tradición regular en Nueva Inglaterra hasta finales de la década de 1660.