Supersticiones: Martes 13

El número 13 en las religiones

El número 13 también se consideró como un símbolo de la mala suerte dentro del cristianismo, ya que 13 era el número de comensales que estaban en la última cena de Jesucristo. En las antiguas creencias escandinavas y, sobre todo, en las historias folclóricas de Noruega, el 13 es un número siniestro que simboliza el Apocalipsis.

Las leyendas nórdicas cuentan que en una cena de dioses, celebrada en el Valhalla, el dios maligno Loki era el invitado número 13. De igual forma, el número 13 también tiene connotaciones oscuras y malvadas en otros ámbitos relacionados con la superstición, como el tarot, la cábala y demás.Un martes o un viernes que caiga en el día 13 de cualquier mes se considera un día de mala suerte en la mayoría de las culturas occidentales. Clínicamente, el miedo a los viernes 13 se llama parascevedecatriafobia (la Parasceve es a preparación de la Pascua), collafobia, o bien friggaatriscaidecafobia (la palabra Friday, “viernes” en inglés, procede del nombre de la diosa vikinga Frigga), siendo una forma espeluznante de triscaidecafobia, que es la fobia al número 13. El miedo al martes 13 se llama trezidavomartiofobia. Esta fobia se desarrolla en una considerable cantidad de personas en todo el mundo y por más estúpido que pueda parecernos, el miedo a este día y el grado de sugestión que tiene en la gente llega a provocar más accidentes que en otros días del año. Por ejemplo, en el Reino Unido, donde esta superstición es muy importante, los accidentes de tránsito ocurren sorprendentemente un 52% más que en el resto del año. Increíble, ¿no?

El viernes, en el mundo cristiano, ha sido considerado históricamente como un día de luto, pues es aquel día de la semana en que fue crucificado Jesús de Nazareth

Otro ejemplo célebre es el viernes 13 de octubre de 1307, cuando, bajo las órdenes de Felipe IV de Francia (Felipe el Hermoso), un grupo de caballeros templarios, fue capturado y llevado ante el tribunal de la Inquisición para ser juzgado y condenado por supuestos crímenes en contra de la cristiandad. Sin embargo, algunos caballeros lograron escapar, llevándose consigo muchos de los secretos de la orden, hasta hoy no revelados, así como el tesoro del Temple. El último Gran Maestre de la orden, Jacques de Molay, quien finalmente fue condenado a la hoguera, momentos antes de morir asfixiado se dirigió al propio Felipe IV y al papa Clemente V, con estas palabras: «¡Clemente y Felipe, traidores a la fe cristiana, os emplazo ante el tribunal de Dios… ! A ti, Clemente, antes de que pasen cuarenta días, y a ti Felipe, antes de que termine este año… » Si bien los templarios fueron arrestados el viernes 13 de octubre de 1307, esta dramática escena tuvo lugar siete años después, el 18 de marzo de 1314; como sea, tanto el papa como el rey murieron en los plazos fijados, a saber el 20 de abril y el 29 de noviembre de ese año. (Esta historia guarda similitud con la de Fernando IV de Castilla “el Emplazado”, a quien también le advirtieron sus víctimas que moriría en un plazo de treinta días.) Los caballeros que sobrevivieron, principalmente en la isla de Chipre y en Portugal, se anexaron en su mayoría a las filas de la Orden de los Caballeros Hospitalarios o la de los Caballeros Teutónicos.

Por otro lado, fue un viernes 13, noviembre de 2015, cuando Francia sufrió el primero de los atentados terroristas de París. (Fragmentos tomados de Wikipedia)

Buena suerte a todos

Pronto hablaremos de las supersticiones

@meredith976