¿Qué es la Terapia Floral?

La Terapia Floral es un modo de “transferir” las cualidades equilibradoras inherentes a una flor o grupo de flores al campo energético del ser vivo que la recibe y accionar entonces todo un proceso de sanación a todo nivel, evolución y elevación de la consciencia. Este proceso se dirige a las causas de enfermedad y desequilibrio armonizando emociones y programaciones mentales. La Terapia Floral pertenece a la Medicina Vibracional.

¿Cómo funciona?

La Terapia Floral contiene una serie de elixires florales, que combinados en Remedios Florales, permiten equilibrar nuestras emociones, nuestros procesos mentales y mejoran síntomas y malestares físicos. Los llamados “Remedios Florales” son combinaciones de elixires florales preparados en agua, que al entrar en contacto con nuestro “cuerpo físico” actúan como un “neuroquímico” que provee al hipotálamo de la información necesaria para que éste genere la orden de producción de sustancias químicas EQUILIBRADORAS para nuestro organismo.

A nivel de Campo Energético, cambian y aceleran la FRECUENCIA VIBRATORIA en nuestros cuerpos sutiles. El resultado de esta aceleración es una importante EXPANSIÓN DE LA CONCIENCIA que permite integrar las cualidades  contenidas en los Remedios Florales.

Los elixires florales trabajarán SIEMPRE en correspondencia con el ESTADO DE CONCIENCIA de la persona que los recibe.  Por tal motivo es importante proporcionar la información del perfil que describe cada esencia floral correspondiente al paciente.

Los remedios florales se administran en dosis de cuenta gotas por vía oral, que actúan por frecuencia y no por cantidad. No interfieren con ningún tratamiento médico ni tampoco lo sustituye.

Cada elixir floral posee perfiles, estos son pequeñas descripciones de patrones mentales, emocionales y síntomas físicos asociados. También describen una tendencia o patrón que necesita ser equilibrado, reprogramado y/o eliminado; y una lección de vida necesaria para continuar evolucionando. Cada elixir sugiere afirmaciones o pensamientos positivos a cultivar.

Los elixires o esencias florales tienen acción, principalmente, a nivel emocional, es por ello que las personas experimentan PAZ cuando toman la terapia.

Origen de un elixir o esencia floral

La mayoría de los elixires florales provienen de la energía vital de plantas silvestres en plena floración. Se diferencian de los aceites esenciales y el proceso de elaboración es distinto también.

La esencia floral también contiene gran parte del efecto curativo del rocío matinal. Las propiedades  terapéuticas del rocío eran conocidas en otras épocas históricas (Hildegarda de Bingen, griegos como Sócrates y Platón, Paracelso entre otros), luego se archivaron y olvidaron, o no los consideraron creíbles. Sí se reconocía, y aún se reconoce, sin embargo, la cualidad conductora del agua.

El Dr. Edward Bach (1886 -1936), médico inglés de gran renombre, fue el primero que elaboró y organizó las esencias del modo en el cual las conocemos y utilizamos hoy en día. A él le debemos las Flores de Bach. Ampliamente utilizadas y difundidas a nivel mundial.

A finales de la década de los años 70 otros investigadores y elaboradores incorporaron nuevas esencias y hoy en día contamos con numerosos sistemas florales autóctonos en diversas regiones del planeta. También desde esa época la Organización Mundial de la Salud reconoce el valor terapéutico de las esencias florales.

Beneficios de la Terapia Floral

La terapia floral acompaña y equilibra toda la gama de emociones humanas y contribuye a reprogramar nuestros esquemas mentales.  Se administra dirigida a las causas en casos de molestias, enfermedades o desequilibrios.

Los elixires florales no solo proporcionan PAZ, también despiertan CONCIENCIA, permitiendo acceder a estados mucho más elevados, impulsando un despertar espiritual armónico. También se utiliza para apoyar y resaltar nuestros dones y talentos naturales.

Están indicadas para muchos tipos de molestias. En todos estos años he descubierto en ellos la más efectiva herramienta de crecimiento interno y evolución consciente, pues al profundizar en el contenido de las descripciones de cada elixir me descubro a mí misma. A pesar de no indicarse para molestias físicas, también he notado mejorías notables en diversas patologías físicas y hasta curaciones, pues los elixires van directo al logro de una cura de las causas no físicas de los malestares que nos ocupan.

En los casos de los pacientes con medicación y tratamiento médico alterno, la Terapia Floral mejora la respuesta al tratamiento sin interferir con éste, pero no lo sustituyen.

Ya lo he comentado y lo repito siempre igual: Las flores “son chismosas” pues describen los aspectos más relevantes de las personalidades que las requieren, algunos de estos aspectos son ocultos o profundos y ellas, cuando hablan: NUNCA MIENTEN. Algunas personas, en ocasiones excepcionales, no pueden reconocerse en los perfiles descriptivos de los remedios florales que requieren, la experiencia de muchos años ha confirmado que esos elixires florales son los que más les favorecen para alcanzar un equilibrio general en sus vidas.

No importa si la persona que recibe un tratamiento con Remedios Florales cree o no en ellos, su efecto benéfico se evidenciará de manera completamente independiente a sus creencias.

¿QUE SE SIENTE?

La acción es muy suave, para algunos es casi imperceptible, pero es muy efectiva. Lo más notorio es la PAZ, nuestra vida comienza a transcurrir de manera más sosegada, fluida, tranquila… serenamente. Las adversidades, conflictos o lo que llamamos comúnmente “problemas” puede que sigan estando allí, pero ya no los asumimos ni los vemos como tales. Los cambios se perciben muy especialmente cuando prestamos atención a nuestro modo de “sentir” o de “reaccionar” antes y después de seguir un tratamiento. A menudo son las personas que nos rodean las que primero notan nuestros cambios. Para algunos, la mejoría si puede ser muy notoria, en especial cuando los síntomas físicos mejoran o desaparecen.

 

Conny Méndez Estévez

@hadafloral