Que tus deseos se cumplan con este #Ritual

Por @meredith976

Este ritual se realiza al atardecer o ya cuando la noche ha caído.

En una mesa colocar siete velas frente a ti, pueden ser roja, amarilla, verde, azul, naranja, violeta o morada y blanca (lo importante es que sean variados colores) Colocar un incienso y un vaso con agua. Frente a las velas, poner un cuenco con tierra o sal. Tener una cinta verde o roja. Encender las velas y el incienso. Cerrar los ojos, tomar la cinta y alzarla con las manos, diciendo en voz alta:

“Ésta es mi cinta de deseos ritual y mágica. Que Dios me socorra en mis transformaciones”. Luego, concentrarse con fuerza en el primer deseo: tratar de visualizarlo. Después, tomar la cinta y hacer un nudo simple. Al cerrarlo, decir: “Que así sea”.

Luego, repetir el procedimiento con los otros deseos y cada una de las velas. Una vez cerrado el último nudo, abrir los ojos y decir: “Gracias, Gran Padre, gracias Gran Madre, que has dado la orden de que esto así sea”. Dejar que las velas y el incienso se consuman por completo y retirarse de la habitación en silencio y respetuosamente. Conservar la cinta anudada, llevándola consigo o guardándola debajo de tu colchón