La Amatista

Como todo cuarzo está compuesto por dióxido de silicio (SiO2) y tiene inclusiones de hierro, cromo y magnesio. Su nombre deriva de la palabra griega “Amethystos” que significa el que no está ebrio. se utilizaba antiguamente contra la embriaguez o para no tener resaca.

En el antiguo Egipto lo utilizaban para hacer joyas y tallarlas, era muy común como adorno en las tumbas de los faraones; los soldados egipcios llevaban la amatista durante la batalla con el fin de conservar su valentía. En la Antigua Grecia se usaba contra los efectos del vino. En el cristianismo se menciona como una de las 12 piedras preciosas usadas en el Pectoral del Juicio que Aarón llevaba como sumo sacerdote; también se le conoce como la piedra del Obispo, debido a su frecuente presencia en los anillos usados por los obispos católicos romanos; durante siglos se ha usado como símbolo de piedad, humildad, sinceridad y sabiduría espiritual. En la cultura china ha sido muy importante en la filosofía del Feng Shui, se usa para evitar la negatividad; se cree que al portador lo protege del mal proporcionándole equilibrio emocional, al mismo tiempo que mejora el intelecto, la memoria y el proceso del pensamiento, mejora la capacidad intuitiva y la realización espiritual; también para calmar el estrès apaciguando la mente y el espíritu. Durante el Renacimiento representaba la humildad y la modestia; los reyes y poderosos la portaban como símbolo de realeza; en la magia de esta época lo usaban como amuleto de protección.

La amatista es considerada como una piedra maestra y la más espiritual por su alta vibración, ayudándonos en la conexión con las energías más elevadas, logrando facilitarnos a llegar a profundos estados de conciencia y alejarnos de los estados dispersos.

Sus propiedades son muchas y muy variadas. protege a nivel aúrico y sobre todo a nivel de pensamientos propios negativos o limitadores, mental y espiritual, aportando paz interior ya que equilibra los chacras entre sí. Aumenta el nivel de conciencia, ya que amplifica las cualidades del hemisferio derecho y de las glándulas pituitaria y pineal, abriendo la intuición y reforzando los dones psíquicos. Potencia la espiritualidad y promueve la superación y renovación. Al transmutar lo negativo protege, tanto de los ataques psíquicos de otras personas como de nuestros propios pensamientos negativos. Ayuda a liberar bloqueos mentales y abre nuestra mente a otras perspectivas e ideas, por lo tanto facilita la toma de decisiones, aportando sentido común e intuiciones espirituales. Calma y tonifica según se necesite, por eso en casos de estrés, nervios, ansiedad, angustias o miedos, nos ayuda a superarlos y recuperar nuestras energías.

Su energía es femenina, cálida, fuerte y poderosa, incorporando ésta a la persona que la porta. Siendo un cristal lunar se relaciona con el lado femenino de la creación, siendo el arquetipo de la Gran Madre, por eso ayuda con la intuición, ya que es una cualidad femenina, independientemente del sexo de la persona. Cuando la amatista se calienta a elevadas temperaturas, bien sea naturalmente o artificialmente la valencia del hierro que tiene en su interior cambia y se produce el cuarzo citrino, por eso se dice que el citrino es hijo de la amatista.

Es uno de los mejores cristales para la meditación y compañero ideal para personas independientes, confiadas, confiadas que trabajan al servicio del prójimo, por eso se dice que es la piedra de los sanadores.

En los diferentes ambientes es muy útil ya que equilibra y realiza limpieza energética, tanto al humano como al lugar y a los artefactos eléctricos ya que equilibran el lugar y protege de las radiaciones electromagnéticas de los artefactos, sería ideal colocar una amatista cerca de la computadora y limpiarla frecuentemente. Ayuda a calmar y relajar colaborando con los que padecen de insomnio, se puede colocar una amatista al lado de la cama o en el dormitorio para facilitar el sueño.

En sanación se utiliza en casos de dependencia, especialmente de drogas como el alcohol. En contacto con la piel continuamente en casos de depresión, pensamientos obsesivos o maníacos. Físicamente alivia dolores de cabeza y enfermedades nerviosas. En niños es muy útil para complementar tratamientos de hiperactividad, síndrome de déficit de atención, combinándola con cuarzo rosado, colocándolos en sus centros vitales. Refuerza el sistema endocrino e inmunitario, excelente para limpiar la sangre reduciendo los hematomas, heridas e inflamación. En personas excesivamente racionales y materialistas es muy útil para abrir su comprensión a las realidades espirituales.

La amatista es muy benéfica cuando se lleva como dije sobre el corazón o la garganta, si decides usarla puedes usar la siguiente afirmación u otra que salga de tu corazón para lo que necesites:

“Yo soy capaz de perdonar y liberar mi mente y mi corazón de pensamientos y sentimientos negativos eliminando todo bloqueo y así poder conectarme con mi Ser más elevado en perfecta armonía.

María Antonieta Martínez

@regalosdegaia

Salvador Pérez2 Comments