Oración contra el mal, medalla de San Benito

¡Que la Santa Cruz sea mi Luz, y que el demonio no sea mi guía! [Tres veces]

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

 

¡Retrocede, Satanás, no me SUGIERAS de cosas vanas! [Tres veces]

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

 

Lo que me presentes, será inútil…¡bebe tú mismo de tu propio veneno! [Tres veces]

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

 

La oración en latín

(poderosa recitación con efecto de exorcismo).

Crux Sancti Patris Benedicti – Crux Sacra Sit Míhi Lux.
Non Dráco Sit Míhi Dux – Váde Rétro Sátana!.
Númquam Suáde Míbi Vana – Sunt Mála Quaë Lébas.
Ipse Venena Bibas.

 

La imagen de la cruz representada en la medalla

La representación de la Cruz despierta en nosotros todos los sentimientos de gratitud con Dios, por el beneficio de nuestra salvación.

La Cruz causa terror a los espíritus malignos, que siempre retroceden ante ella, y apenas la ven se apresuran en soltar su presa y huir.